Buscar este blog

sábado, 30 de junio de 2018

REFLEXIONES QUE TE AYUDARÁN EN EL DÍA A DÍA.... LA RANITA ORGULLOSA.


Una rana se preguntaba cómo podía alejarse del clima frío del invierno.

Unos gansos le sugirieron que emigrara con ellos. Pero el problema era 


que la rana no sabía volar.

“Déjenmelo a mí” -dijo la rana-.

“Tengo un cerebro espléndido”.

Luego pidió a dos gansos que la ayudaran a recoger una caña fuerte, 


cada uno sosteniéndola por un extremo.

La rana pensaba agarrarse a la caña por la boca.

A su debido tiempo, los gansos y la rana comenzaron su travesía.

Al poco rato pasaron por una pequeña ciudad, y los habitantes de 


allí salieron para ver el inusitado espectáculo.

Alguien preguntó: “¿A quién se le ocurrió tan brillante idea?”... 


Esto hizo que la rana se sintiera tan orgullosa y con tal sentido de 

importancia, que exclamó: “¡A mí!”

Su orgullo fue su ruina, porque al momento en que abrió la boca, 


se soltó de la caña, cayó al vacío.

REFLEXIÓN...

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco más, sin 

haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños, sin haberle 

brindarte una sonrisa y tu mano a los que te rodean.

Quien vive del orgullo, al final muere de soledad.


No permitas que tu orgullo sea más fuerte que tus sentimientos, 


quizás después te arrepentirás de perder lo que amas por su culpa. 

Donde manda el orgullo, no reina el amor.


El mal genio a veces nos mete a veces en problemas, el orgullo es 


lo que no nos deja salir.

El orgullo te podrá hacer sentir fuerte, pero jamás feliz. La mentira 

te hará creer superior pero nunca seguro de nada.


Lo ideal sería que tuviéramos el cerebro en el pecho, y el corazón 


en la cabeza, así pensaríamos con amor y amaríamos con sabiduría.

Humildad no significa pobreza ni debilidad, sino amor y bondad. 


Dios aprecia el amor, la bondad y la humildad en los corazones y 

los colma de bendiciones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares