Buscar este blog

lunes, 2 de abril de 2018

¿HASTA CUANDO TE DEPRIMES CARGANDO PESOS NEGATIVOS DEL PASADO?...HOY ES EL MOMENTO DE LIBERARSE Y RENOVARSE...

Tu, yo, y todos en general...Hemos guardado recuerdos triste o negativos en nuestra mente, y aveces reaparecen en nuestros pensamientos que nos hacen retroceder al pasado causando  impacto negativos en nuestra vida. Son recuerdos de depresiones vividas... desamor, desilusión y decepciones laborales o de vida que se acumulan creando una gran carga negativa que no permite avanzar...Y cuanto más rápido nos deshagamos de esa carga negativa  más pronto se aliviará el corazón y más paz entrará a nuestra alma, saliendo así de todo lo que no deja avanzar a una vida más exitosa en lo material y más  espiritual en el interior...Que nos acerca más al amor de Dios...

Un conferencista hablaba sobre el manejo de la tensión. Levantó un vaso con agua y preguntó al auditorio:
Cuánto creen ustedes que pesa este vaso con agua?
Las respuestas variaron entre 20 y 500 gramos.
Entonces el conferencista comentó:
No importa el peso absoluto. Depende de cuánto tiempo voy a sostenerlo.
Si lo sostengo por un minuto, no pasa nada. Si lo sostengo durante una hora, tendré un dolor en mi brazo. Si lo sostengo durante un día completo, tendrán que llamar una ambulancia.
Pero es exactamente el mismo peso, pero entre más tiempo paso sosteniéndolo, más pesado se va volviendo.


Si cargamos nuestros pesares, rencores u odios todo el tiempo, luego, más temprano o más tarde, ya no seremos capaces de continuar, la carga se irá volviendo cada vez mas pesada y entonces viene la desesperación.
Toma todas tus cargas, perdona y anímate a ser libre!.
Mateo 11:28 , “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.”

Dios dijo al profeta Jeremías: “Porque yo conozco muy bien los planes que tengo proyectados sobre ustedes –oráculo del Señor–: son planes de prosperidad y no de desgracia, para asegurarles un porvenir y una esperanza” (Jeremías 29,11). Este pasaje por sí solo puede darnos consuelo, pero a veces necesitamos volcar nuestro corazón y llorar a Dios pidiéndole que nos sane. 

A pesar de los truenos de la vida nunca pierdas la esperanza y no dejes que el ruido de este mundo, te impida oír la voz de Dios.
Déjate llevar por las manos de Dios y nunca perderás la esperanza, ni el rumbo de tu vida. No hay maestro ni guía como Él, es una promesa de Dios.
Siempre recibirás de la vida golpes, del amor sufrimiento, de los amigos traiciones, pero de Dios solo recibirás BENDICIONES.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares