Digital clock - DWR

Buscar este blog

domingo, 9 de agosto de 2015

CUANTAS VECES TE HAS PREGUNTADO...¿DÓNDE ESTÁ DIOS, EN MIS MOMENTOS DIFÍCILES DE LA VIDA?...


Un día de esos donde todo nos sale mal, trataba de establecer un 

interrogatorio a Dios.
¿Señor, por qué no nos ayudas?...

¿Por qué la enfermedad de mi marido?...

¿Qué puedo hacer para salir adelante?...
¿Por qué ahora que todo está cuesta arriba, no se nada de Ti?...
Y en ese momento de tribulación, al entrar al cuarto de mis dos hijos 

tuve la respuesta.
Que grande eres mi Dios, la respuesta a mis lamentos la recibo con 

la grandeza de Tu, amor aquí muy dentro de mi corazón...
Porque vi en sus ojos, reflejada la luz de la esperanza.
Porque sentí un gran consuelo, cuando pusieron sus manitos sobre 

mi cara.
Y escuché la voz de Dios, cuando mis hijos me dijeron “no te preocupes 

mami, todo va a estar bien”.
Por eso, nunca me cansaré de dar gracias a Dios por estos dos pequeños, 

que han llenado mi vida de amor, de alegría y sobre todo de fe en que todo 

puede cambiar.


¿Te has preguntando alguna vez, como es tu fe?...

¿Es realmente sincera esa fe, o tu fe es a base de obras?.
Un tema un poco complicado de explicar, pero no difícil de entender.
Cuando se tiene fe, se confía ciegamente en las promesas que Dios te 
ha hecho,  sin poner límites de tiempo, pues para Dios el tiempo es relativo.
Cuando se tiene fe, el corazón esta lleno de serenidad, la paciencia es una 
virtud.
Cuando se tiene fe, se mira al futuro con optimismo, esperando confiado

en lo que pronto llegará. 
Dios no deja promesa sin cumplir ni tiempo que no llegue.

En Eclesiastés 3'1 lo dice muy claro, todo tiene su tiempo.
Pero a veces creemos por obras, pero no por fe,esto lo que 
significa es que deberíamos creer, en aquello que ojo nunca vio, 
y en aquelloque oído nunca escuchó.
Ahí está la diferencia, cuando se tiene fe, se espera paciente se 
espera feliz, se espera tranquilo, se espera en paz, porque aunque 
tu ojos no vean tu corazón sabe que Dios está trabajando.
Porque aunque tus oídos no escuchen tu alma está segura que tu 
respuesta pronto llegará.
Pero muchas veces creemos en lo que podemos ver, el día que 
empecemos a creer en aquello que oído nunca escuchó, en aquello 
que ojo nunca vio, entonces grandes cosas acontecerán en nuestras 
vidas.
Porque Dios sabrá que tu fe, es infinita y el hará que sus promesas 
sean cumplidas en ti.

La grandeza de Dios es infinita, y es toda para ti...

ÉL solo te pide que confíes en Él, que tengas Fe…
Envíado por Hermanas de fe...
Aceptar los designios de Dios aunque no los entendamos, aunque no nos 
gusten. Si tuviéramos la capacidad de ver el fin desde el principio tal como 
Él lo ve, entonces podríamos saber por qué a veces conduce nuestra vida 
por sendas extrañas y contrarias a nuestra razón y a nuestros deseos. 
"Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. La tierra esta llena de la gloria de Dios" (Salmo 19:1)….. "!Oh Jehová, Señor nuestro, Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra! Has puesto tu gloria sobre los cielos" (Salmo 8:1).Que Dios les deje caer una lluvia de bendicones en sus vidas y en sus hogares

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares