Digital clock - DWR

Buscar este blog

jueves, 11 de julio de 2013

DIOS, TE PREGUNTA HOY ¿PUEDE ALGO HACER QUE YO DEJE DE AMARTE?...OBSERVA LO QUE HAGO POR TI...

¿Puede algo hacer que yo deje de amarte? Pregunta Dios... Obsérvame hablar tu idioma, dormir sobre tu tierra y sentir tu dolor.
Observa al autor de la vista y el sonido como estornuda, tose y se sopla la nariz.
¿Entiendo yo como te sientes? Mira a los ojos inquietos del niño de Nazaret; Es Dios que camina hacia la escuela...

Eso es lo mucho que te amo.

Usted vino al mundo con un par de alas creadas a partir de una sustancia maravillosa del universo llamada polvo de estrellas.

Si sus alas se han roto después de tantos intentos, de tantas luchas, de tantas caídas, ahora tiene la opción de cambiarlas por un par de alas nuevas.

Por favor retire las alas rotas de su cavidad original con mucho cuidado. Limpie este espacio con amor puro hacia usted (La dimensión en la que se encuentra utiliza al amor como agente limpiador, como combustible y como propulsor).

Una vez limpia la cavidad, inserte sus alas nuevas en ella. Haga una prueba de movimiento. ¿Se mueven? ¿Quedan estáticas? Por favor no intente volar aun.

Todos los seres humanos tienen un par de alas, la única diferencia entre ellos y usted es que ellos no lo saben y usted si.

Asegúrese de querer dejar atrás las limitaciones, asegúrese de que en verdad quiere utilizar estas alas y de que permitirá que el viento en fusión con ellas, le lleve a destinos insospechados.

Después de esto, ubíquese en la parte más alta de un acantilado, evite mirar hacia atrás, hacia arriba o hacia abajo. Sepa que usted está ahí porque una fuerza divina que está más allá de su comprensión, le ha puesto en ese lugar.

Expanda sus alas y déjese llevar por el viento y por la fuerza divina que le está impulsando. Olvídese de controlar su vuelo, permita que la naturaleza haga todo el trabajo por usted. Si le asusta la fuerza del viento sólo diga: TE AMO, TE AMO, TE AMO...Mi Dios... No está solo en este proceso, jamás lo ha estado y si llegó hasta ese acantilado es porque puede volar... Hágalo.


 Cuando esté volando, cuando esté permitiendo que la vida le moldee, cuando ya no se resista a su experiencia terrenal, entonces mire hacia abajo, observe al mundo bajo usted y dé las GRACIAS por esa magnífica vista, por la oportunidad de ser uno con el viento, por sus alas nuevas.

Volar significa aceptar, amar, permitir y honrar en la medida de lo posible, en la medida de lo humano, y de acuerdo al ritmo natural de las cosas.

Su estado de ánimo determinará el color de sus alas.





ASÍ ES EL AMOR DE DIOS, PARA CONTIGO.


"Si Dios te hace pasar por algo... El te hará salir de
ahí".
Momentos felices; alaba a Dios.
Momentos difíciles; busca a Dios.

Momentos tranquilos; adora a Dios.

Momentos dolorosos; cree en Dios...Que Él, estará siempre contigo...

Cada momento; da gracias a Dios.


Dios les bendiga grandemente y colme de amor, paz y felicidad sus corazones y sus vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares