Digital clock - DWR

Buscar este blog

viernes, 9 de marzo de 2012

¿QUIERES EMBELLECER TU ALMA?

Como embellecer tu alma. 

  • 2. El limpiador de tu alma es el perdón. 
  • Deberás usarlo todo el tiempo apenas 
  • veas una impureza, aplícalo. No te 
  • acuestes nunca sin haber pedido perdón 
  • y sin haber perdonado. El resultado será 
  • que en paz te acostarás y asimismo 
  • dormirás y tu sueño te sustentará.
  • 3. La hidratante de tu alma es la oración. 
  • Si no hidratas la piel de tu rostro, se 
  • marchita. Así, si no oras, tu alma se 
  • reseca. Pero a medida que confías en 
  • Dios, el afán y la ansiedad desaparecen, y 
  • aprendes a reposar y esperar en el Señor.
  • 4. El tonificante de tu alma es la 
  • alabanza. Cuando alabas y das gracias a 
  • Dios y vuelves a El tus pensamientos, 
  • cuando te olvidas de ti mismo, sin 
  • egoísmo en tu corazón, quedas libre para
  •  que Dios ponga en ti su gozo.
  • 5. La nutritiva de tu alma es la Palabra. 
  • Así como en lo físico no puedes vivir sin 
  • alimentos, tu alma necesita el alimento 
  • de la Palabra de Dios. Cuando te 
  • alimentas con la Palabra, la debilidad y la 
  • confusión desaparecen.
  • 6. Serás como un árbol plantado junto a 
  • corrientes de agua.
  • 7. El protector de tu alma es la coraza de
  •  la fe. Con la fe te protegerás de las 
  • inclemencias de la vida, mirarás por 
  • encima de las circunstancias y pasarás 
  • victoriosa.
  • 8. A través de ti, Dios moverá montañas y 
  • alcanzarás a otros.
  • 9. Si usas a diario estos productos de
  •  belleza , tu alma se mantendrá limpia y
  •  tu corazón será puro. Te saciarás de 
  • bien, de modo que te rejuvenezcas como 
  • el águila.

 Las mujeres más hermosas del mundo no son las que 


desfilan en trajes de baño y vestidos de noche delante de


 jueces y de cámaras de televisión.

Las verdaderas finalistas y las ganadoras son aquellas 


que tienen el brillo interno de la gracia y el perdón.

No hay belleza física que se pueda comparar con la 

dignidad espiritual o el atractivo de una mujer llena de

 paz.

Es una persona serena porque su confianza y su 

seguridad están en la paz que reflejan.

Es una persona con dignidad porque su valor y sentido

 se hallan en algo más allá de lo superficial.

Esa mujer reflejará una clase de belleza interior que hace

 mucho más que llamar la atención a sí misma.

Es una belleza que es mucho más importante que

 cualquier cosa trivial.

La verdadera belleza de la mujer no es corruptible,

 porque no depende de lo físico, sino que es la belleza

 de una forma de ser que reúne la quietud, la humildad,

 la ternura y la serenidad.

Las mujeres del mundo son alabadas por su belleza

 física, por su vivacidad y por su audacia. Pero las

 mujeres de Dios tienen un molde distinto.

La belleza física de una mujer es temporal, y su deterioro

 le producirá amargura.

En cambio, el adorno de un espíritu manso, dulce y 

sereno no es una moneda perecible, no se gastará por el

 uso ni está sujeta a los valores del mercado.

No deja marcas en el alma, ni heridas en quienes la

 rodean.

Esta es la verdadera belleza, la belleza que es de grande 

estima delante de Dios.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares