Digital clock - DWR

Buscar este blog

miércoles, 8 de febrero de 2012

AMOR EN PENSAMIENTOS, POEMAS Y DISEÑOS CON MENSAJES.

DEJA QUE CAMINE 

Deja que camine mi alma entre tus brazos,
se que no lo hare solo,
aunque tu no estes aqui a mi lado
en este trayecto eterno
que es el sentirse uno junto al otro
cuando ya se piensa que nada puede cambiar.

Deja que recorra la sublime sensacion
de sentir tu cuerpo junto al mio,
tu olor, el sabor de tus gemidos,
tu aura de mujer callada y profunda,
pero aun asi, tus labios gruesos de amor
comienzan a posarse sobre los mios.

Deja que mire tu historia, que no cuentas,
la que esta llena de dolores y sabores duros,
limon y azucar recorren tu vida, como la mia,
hemos sobrevivido a cada impacto
que nos dejaron solos, pero seguimos,
para que no te pongas tensa, yo soy uno de los tuyos.

Deja que a cada una de tus heridas y las mias,
sin compromisos, volvamos a ser elexir de sueños
porque los sueños abonan el campo de la esperanza
solo con ambos es posible un cambio,
un modo intenso de ver, que aun lo mas dificil,
es solo eso, un paso mas en nuestra vidas.

Deja finalmente que me duerma
sobre tus dos lunas nuevas, que tiempo paso!!!
Y aun estan dulces y maduras sin ser besadas!!!
Ricas bahias me llevan a lo profundo de tus locuras,
seguramente, cuando pase el tiempo, desembarcare alli........
No me apuro, solo que te deseo tal como eres...

Y no puedo creer que tu existas!!! Por eso,
dejame que camine con mi alma.



Cantares 8

!!Oh, si tú fueras como un hermano mío Que mamó los 



pechos de mi madre! Entonces, hallándote fuera, te 


besaría, Y no me menospreciarían.

2 Yo te llevaría, te metería en casa de mi madre; Tú me



 enseñarías, Y yo te haría beber vino Adobado del 


mosto de mis granadas.

3 Su izquierda esté debajo de mi cabeza, Y su derecha



 me abrace.



4 Os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, Que no 



despertéis ni hagáis velar al amor, Hasta que quiera.

El poder del amor

5 ¿Quién es ésta que sube del desierto, Recostada 



sobre su amado? Debajo de un manzano te desperté;


 Allí tuvo tu madre dolores, Allí tuvo dolores la que te


 dio a luz.

6 Ponme como un sello sobre tu corazón, como una 



marca sobre tu brazo; Porque fuerte es como la 


muerte el amor; Duros como el Seol los celos; Sus 


brasas, brasas de fuego, fuerte llama.

7 Las muchas aguas no podrán apagar el amor, Ni lo 



ahogarán los ríos. Si diese el hombre todos los bienes


 de su casa por este amor, De cierto lo


 menospreciarían.

8 Tenemos una pequeña hermana, Que no tiene



 pechos; ¿Qué haremos a nuestra hermana Cuando de


 ella se hablare?

9 Si ella es muro, Edificaremos sobre él un palacio de



 plata; Si fuere puerta, La guarneceremos con tablas de


 cedro.



10 Yo soy muro, y mis pechos como torres, Desde que 



fui en sus ojos como la que halla paz.

11 Salomón tuvo una viña en Baal-hamón, La cual 



entregó a guardas, Cada uno de los cuales debía traer


 mil monedas de plata por su fruto.

12 Mi viña, que es mía, está delante de mí; Las mil



 serán tuyas, oh Salomón, Y doscientas para los que 


guardan su fruto.

13 Oh, tú que habitas en los huertos, Los compañeros



 escuchan tu voz; Házmela oír.

14 Apresúrate, amado mío, Y sé semejante al corzo, o



 al cervatillo, Sobre las montañas de los aromas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares