Digital clock - DWR

Buscar este blog

jueves, 17 de noviembre de 2011

CONSTRUYENDO SUEÑOS



Si nuestros sueños se hicieran realidad... ¿Cómo sería nuestra vida en la actualidad?
En el fondo del corazón, todos soñamos, todos creemos que tenemos un don, que podemos ofrecer algo especial, que podemos amar de una manera única, que podemos comunicarnos y entendernos con los demás de un modo muy singular, que podemos mejorar este mundo.
Entonces... Sigamos confiados y poniendo todo para lograr lo que queremos en la vida.
Mantengamos vivas las aspiraciones y no dejemos todo en manos del destino.
Hagamos nuestra parte del trabajo construyendo sobre los sueños, avanzando sobre las aspiraciones, sabiendo que los logros necesitan de mucho esfuerzo, de coraje, de tiempo, de aciertos y errores, de tristezas, de alegrías y esencialmente de la fe, que es ese llamado interior que te sacude y te levanta cuando bajo cualquier excusa comienzas a renunciar.

Recuerdo cuando perdí la esperanza y la ilusión, pero una mañana al ver el primer rayo de luz celestial, comprendí que cada dia vivimos de nuevo si nos lo permitimos, si tenemos la voluntad de empezar de nuevo. No estamos en la vida para perdernos sin antes haber luchado, sin antes haber descubierto que podemos empezar de nuevo, que la esperanza se convierte en nuestra fé y que la fé es nuestra fuerza y la luz del amanecer nos fortalece más cada dia porque la luz del dia es una bendición del creador. Vivimos en la oscuridad si queremos, pero tenemos esa luz de fé que aun de noche nos acompaña si realmente creemos en nuestros sueños, creer lo que queremos creer es una virtud, es un privilegio que tenemos, llevemos siempre con nosotros esa hermosa creencia de que un nuevo amanecer lleno de amor y felicidad volverá otra vez! no te rindas ante lo que parece imposible, ante los problemas, sigue luchando, tu puedes!
Bacilio Emmanuel 

Yo sueño un mundo donde las distancias entre los corazones no exista,
donde las diferencias no tengan que ser aceptadas pero si respetadas,
donde las manos no se levanten en contra de otro, pero se unan para sellar pactos de buena voluntad.
Yo sueño un mundo donde no dominen las emociones pero donde a través de ellas podamos erradicar el dolor y sembrar semillas de fortaleza para que nuestros hijos puedan comer los frutos del entendimiento y la convivencia en paz.


Un mundo donde nadie desaperece, solo nos vamos en el momento que es, en la hora precisa para evolucionar y los que se quedan no lo sufren, lo aceptan y lo pueden disfrutar en una fiesta para celebrar el reencuentro, que un día llegará.
Mi mundo no es un imposible, es un mundo de voluntad.
En mi mundo puedo amar hasta a las piedras, amo a mi ex esposa, a mis amigos varones, a mis contradictores.
En mi mundo, mi mujer es la mujer perfecta, ella no me entiende… al menos no está pensando si necesita entenderme pues en mi mundo ella es mi mundo, así como mi mano derecha no entiende a mi mano izquierda, así es ella conmigo y yo me muevo a su ritmo, los dos caminamos en perfecto compás pues somos uno mismo.
En mi mundo nadie manda, pero las mujeres y los niños se llevan toda la atención.
Yo sueño un mundo donde somos conscientes de lo mal que lo estamos haciendo y nos sacudimos para reaccionar, para no conformarnos, para marcar la diferencia,
un mundo donde no enseñamos amor pues no es una cátedra, pero lo practicamos con nuestros menores para que ellos simplemente lo vivan, y al crecer, lo practiquen también y lo esparzan como las abejas esparcen el polen de las flores para que estas produzcan semillas y frutos dulces.


En mi mundo también hay tristezas pero estas son temporales y en una sanadora exhalación se van, dejándonos enseñanzas en vez de heridas, reflexión en vez de dolor, crecimiento en vez de disminución.
Yo sueño un mundo donde abrazar no es motivo de celos ni discordias y por eso ahora mismo te envío el mio, es un abrazo cálido y consentidor, para que sepas que no estamos solos… es un abrazo de amor.


Los sueños comienzan así, con una idea seguida de una pequeña acción que te acerca a esa idea, y luego están las metas que te ayudan a cumplir tu sueño o al menos te ayudan a acercarte poco a poco.
Las ideas no sirven si no hay una acción detrás y esa




 acción por muy pequeña que sea ya es un avance y un 


camino para lograr los sueños.
Nunca dejes de soñar, ni de incluir a Dios en tus sueños 

que es quien proporciona amor, paz y felicidad a tu 

interior permitiendo cumplir con fe y alegría tus sueños


Para que un sueño se haga realidad primero debe nacer en tu corazón la convicción de que se puede hacer realidad , y segundo se debe tener el coraje para mantenerse despierto hasta verlo hecho realidad.
Muchos trataran de despertarte o incluso hacerte cambiar de sueños, pero si tienes la fe para creer que no existe nada imposible, dentro de poco sonreirás contemplando un lindo atardecer y dirás : No me digan que el cielo es el limite , cuando existen pisadas en la luna !

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares