Buscar este blog

Cargando...

sábado, 7 de mayo de 2011

HERMOSO PENSAMIENTO DE CINDY PARA SU MADRE.POEMAS Y CARTAS



CARTA A MI MADRE
Antes de empezar a escribir quiero que sepan que esta carta se la dedico a la persona mas especial de mi vida, al ángel dulce, tierno y maravilloso que Dios me a prestado; son mis sentimientos expresados por estas líneas solo para una hermosa mujer que un obsequio genial me ha regalado como lo es la vida. Estas palabras son para ti: Madre mía.
Mami:
Quiero que sepas que eres ese rayito de luz que alumbra mi vida, y a quien quiero mucho…
Tu amistad, tus abrazos, tu sonrisa, tu cariño, tu paciencia, tus consejos, tu amor y todo lo bello que esta vida tiene tu me lo das; yo se que todas las madres son iguales, pues todas son buenas en esta vida.
Tu amor, mami, siempre es el mismo pues si soy buena tu eres buena; si soy mala aun tu sigues siendo buena; tu, desde que estaba en tu vientre y aun no me conocías, me cuidas, ya nacida me has estado regando con el amor de madre.
Ahora, ya en mi adolescencia, me aconsejas y a veces me corriges; tu amor no tiene medida, siempre me lo das todo solo para ser feliz, eres la madre que se desvela por sus hijos, que se mantiene despierta a nuestras necesidades, tu amor es de siempre y para siempre; lo bueno es que no tiene horario, pues me lo brindas a todas horas, como sea y donde sea.
Es más profundo que un océano, más real que la vida, el amor de madre es el más sincero de los amores… más preciso que cualquier cantidad, más enorme que el universo; tu amor es infinito. Que hasta estoy segura de que si llegas a ser anciana todo este amor jamás terminará.
Ofreces tus rezos a Dios para que no nos falte nada, si se tratara de dar la vida por uno de nosotros, tus hijos, se que la darías, al igual que cualquier buena madre porque el amor que ustedes tienen por nosotros no teme a nada por un hijo.
Desde que me viste nacer has sido el ángel de mi guarda, el que recorriendo su vida me cuida.
Tu amor es inmenso porque es un don que Dios regala a toda mujer a la medida de sus corazones. Acepto tus regaños, pues aunque muchos no lo crean solo son por cariño, que después de darlos se vuelven consejos.
Tus brazos siempre se abren cuando quiero un abrazo. Tu corazón comprende cuando necesito una amiga. Tus ojos tiernos se endurecen cuando me hace falta una lección. Tu fuerza y tu amor me guían, y hasta ahora me dan alas para volar.
Madrecita, eres la única persona del mundo que siempre está, de forma incondicional.
Si te rechazo, me perdonas. Si me equivoco, me acoges. Si los demás no pueden conmigo, me abres una puerta. Si estoy feliz, celebras conmigo.
Si estoy triste, no sonríes hasta que me hagas reír.
Eres mi amiga incondicional. Eres quien necesito, eres mi vida, mi luz, mi cielo, mi aire, mi razón de vivir, eres la persona a quien quiero más que a mi vida, esta vida cual tengo gracias al amor que nació entre tu y ese ser especial a quien ahora llamo papá.
Eres la persona capaz de dar todo sin recibir nada. De querer con todo tu corazón sin esperar nada a cambio.
De invertir todo en un proyecto sin medir la rentabilidad que le aportes a tu inversión.
Una madre sigue teniendo confianza en sus hijos cuando todos los demás lo han perdido. Gracias por todo lo bueno que haces por mi.


Me he dado cuenta de que tus pasos son cansados pero llenos de sabiduría, tus manos alegres tocadoras del alma y se que todo lo tuyo es bello.
Tu sed no es de agua si no de amor.
Tu hambre es contenida con una sonrisa, tu, solo tu eres capaz de elevar mi seguridad al cielo.
Como explicarte madre todo lo que tú eres, y todo lo que siento por ti; como explicarte si me quedan cortas las palabras para decirte cuanto te quiero y como explicarte, si para mí solamente eres mi madre.
Quiero que sepas por qué hasta hoy, desde que nací yo soy feliz: Porque me acogiste en tu vientre y ahora cuidas de mí.
Porque soy parte de ti y tú eres parte de mí. Porque tu amor por mí fue más grande que el sufrimiento. Porque tu ternura pudo más que la amargura. Porque tú supiste siempre amar con sentimiento.
Quiero también que sepas que si un día alguien me preguntase si alguna vez fui feliz y añade a su pregunta: ¿Cómo? Diría que con cada beso, con cada sonrisa hasta con cada regaño que tu hasta este preciso instante me has brindado.
Soy feliz, aun cuando sé que la vida nunca es eterna y que para mi no estarás la vida entera.
Aun cuando la ausencia traiga melancolía al corazón. Tú siempre llenarás el vacío que pueda tener en mi alma por alguna razón.
Me pregunto si me faltan más años para entender el ciclo vital. Porque el día más feliz fue cuando supe que me amabas.
Porque soy feliz cada cuando puedo decirte “te amo”; y aún de pequeña el día mas feliz fue cuando vi tu rostro, cuando oí tu voz, cuando me acogiste en sus brazos y me dijiste todo lo importante que yo era para ti, cuando sedienta me diste agua de tu pecho, cuando supe al fin lo que significaba la palabra “Mamá” por primera vez.


Eres grande, magnifica, especial e inigualable, mami.
Grande, porque haces de mis errores tu comprensión. Magnifica, porque tú haces de mi tristeza una alegría.
Especial, porque se que tu mano estará siempre ahí para acogerme.
Inigualable, porque aun en esta etapa de mi vida me enseñas a vivir sin temer al fracaso, a ser feliz después de una tristeza, a levantarme de una caída. Porque quiero que sepas que mi felicidad esta ahora contigo y sin ti se acabará.
Últimamente he estado recordando muy seguido todos y cada uno de los momentos felices de mi infancia, de bebé no recuerdo mucho pero me puedo imaginar que desde antes que yo naciera ustedes, mis padres, ya me querían.
Pasado 1 año, mi primera fiesta de cumpleaños, con mis primitos, tíos y amigos, tres años después se llega el primer día de clases en el kinder.
Recuerdo que lloré por tu ausencia en los primeros días. En seguida me di cuenta de que a la hora de salida te vería y ya no te alejarías de mi, hasta después de un bonito amanecer al día siguiente, así hasta que llegó la hora de abandonar el jardín a mis 6 años.


La graduación estuvo genial, lastima que por mi estatura no me dejaron entregar la bandera, jeje, pero bien, mi vestido blanco me encantó; ya en la primaria, uuuyy, a presentar exámenes cada 2 meses, los 100 sobraban en mi calificación y no es por presumir pero siempre tuve muy buenos lugares.
Primer grado, segundo y tercero, en la misma escuela, cuarto y quinto, nuevos amigos, muy bien, en sexto, aventuras sin fin, 5 viajes, la mayoría a monterrey, fuera y dentro de este bella ciudad.
¿Que, Que?, ¡oh no! Que rápido pasa el tiempo, mi dentadura ya cambió por completo, mi pensamiento cada día progresa más, mi corazón cada vez comparte más amor, y yo entre más días pasan ¡más amigos tengo!, que bien, ya estoy en secundaria, entré el año pasado y no se si te comentaría pero me sentí muy feliz al reencontrarme con amigos de las tres distintas escuelas en las que estuve, pero aun más con aquellas tantas amiguitas que tenía en el kinder.
Desde el primer día en que llegue a este mundo he estado aprendiendo de la vida, de toda tu sabiduría a cada instante…
Mamá antes de concluir este presente quiero que sepas que por más humildes que sean las palabras son para ti. Porque con tu amor aceptaste en tu seno la semilla de una nueva vida en el jardín de la tierra.


Todo este gran amor es para ti que con el mismo has cultivado esta nueva flor de la existencia.
Para ti mis sentimientos que has acompañado con amor paciente y desinteresado, el crecimiento de tus hijos hasta su madurez, aunque aun no seamos mayores.
Madre para ti un gracias y todo nuestro amor.
No me despido sin antes decirte: ¡Gracias por ser mi madre!


P.D. Dios es tan bueno y tan grande que a la mejor creación la ha llamado madre y consiente lo digo: Dios me dio una madre para darme vida pero no para toda la vida. Mamá, ¡Te amo, siempre va a ser así!
Tu hija mayor: Cindy


FELIZ DIA MAMA EVITA






Fantasía la tuya, de pintar el mundo de color
Esperanza, porque tienes la
Luz de guiar al camino de la felicidad
Idealizas que el mundo sea perfecto, y
Zafas con ternura y amor maternal mi alma: Porque
Das todo sin esperar nada a cambio, porque es
Ilimitado tu cariño y afecto, porque eres una
Alhaja de insolvente valor, que no puede ser comprado por


Millones de dólares, porque tu eres especial y el
Alba de mi amanecer, y tu dulce
Mirar me hace comprender tu
Abnegación infinita hacia los mas queridos, y te
Embelleces día a día, por todo eso te
Venero, te quiero y te respeto, porque nadie puede
Imitarte ni igualarte, yo
Te expreso toda mi gratitud y te
Agradezco de todo corazón diciéndote:




¡GRACIAS POR SER MI MADRE Y POR TODO LO QUE HACES POR MI!
Ocurrió en aquella tarde
un nueve de mayo por cierto
me disponía a salir
para empezar los festejos
mi madre santa y abnegada
con sus quehaceres domésticos
además de barrer y guisar
planchaba y lavaba ajeno
para darme de comer
y malgastar su dinero
y altanero la miraba
y le dije sin consuelo:
quiero el pantalón azul planchado
mi camisa, y mis zapatos negros
es el cumpleaños de Pepe
y fallarle ahora no debo
usted no se me achicopale
que luego, luego me regreso
si me tomo algunos tragos
será para estar contento
se me acuesta muy temprano
que no la encuentre en desvelo
mañana es diez de mayo
y debe lucir con esmero
le traeré sus mañanitas
y un regalito bueno
vendrán algunos amigos
tenga preparado refresco...
Terminado mi discurso
me miró con sentimiento
y me dijo con voz de angustia
cuídate mucho Roberto
no vaya a ser la de malas
que el diablo ande suelto
vete con mi bendición
que yo rezando me quedo
y entre el calor de las copas
se fue transcurriendo el tiempo
ya casi de madrugada
me dijo un compañero
allá en la puerta te busca
una señora de negro
me paré sobresaltado
casi se me fue el aliento
cuando vi a mi vecina Chayo
que me dijo entre lloriqueo
¡Tu madre!, Roberto, ¡Tu madre ha muerto!
Entre el efecto del alcohol
quise faltarle al respeto:
¡Con mi madre no te metas!
Ni por broma te lo acepto
te puedo partir el alma
si me estas haciendo un juego...
Maldecía y maldecía
tratando de evitar aquello
hasta quedándome mudo
y casi, casi sin resuello
me envolví en un mar de llanto
la verdad no tenía remedio...
¡Por qué yo! ¡Que me responda el cielo!
¿Dónde esta ese señor?
Que me diga que no es cierto
si mi madre era una santa
yo debí morir primero
si es verdad que Dios existe
no te la lleves, no me la quites te lo ruego
a mi destrózame si quieres
pero no me castigues con esto
yo he sido buen cristiano
voy a misa y además rezo
mira mi cruz,
de que me sirve todo eso...
Blasfemaba y maldecía
todos miraban en silencio
me llevaron a la casa
y me contaron aquello:
dicen que te esperaba
salió a comprar refresco
se quedó en el sillón dormida
y se le fue yendo el aliento
le dio un paro al corazón
fue lo que dijo el médico...
Todo lo que puedo oir
es todo lo que recuerdo
me sentía muerto en vida
el dolor me quemaba adentro
le había comprado a la vida
diversiones, fiestas, compañeros,
alegrías, pasiones, mujeres
y mi madre había sido el precio
donde estaba ese señor
que nunca pensé en verlo
me decía un buen cristiano
solo presumía de serlo
¿Dónde esta ese señor?
Hoy lo llevo aquí dentro.
Roberto Bracamontes





Recuerdo el polvillo bermejo,
el viento escaso, cálido:
la película espesa sobre los cuerpos broncíneos,
el sol violento,
la luna metálica sobre las aguas sinuosas,
los sonidos del campo,
la tarde eterna, la mañana fresca sobre el estero;
el canto del mochuelo,
del vaquero, el pescador, el machetero:
- sus polifonías –
zumbidos de insectos,
susurros de alas, ranas, peces, plantas.
Los perros latiéndoles a las vacas…
recuerdo:
- acodado en un balcón viejo, agotado
recostado a postigos viejos y agrietados –
Vengo
de unos ojos oscuros, serenos
a veces melancólicos,
de un pelo ondulado, largo, negro
de una sonrisa fresca
senos chicos, eficientes, frágiles
piernas cortas
fuertes, constantes, discretas
manos diligentes, laboriosas. Crédulas.
Atizas el fogón con tu mano desnuda
- en las brazas de tu amor cueces el afecto
tuestas la cáscara, doras la harina,
burilas y acotas la persona de tus frutitos –
lavandera,
bella campesina diestra en las labores del huerto,
maestra,
tejedora constante,
niña,
ojos grandes, dulce palabra,
matriz que en tu seno me formaste.
Amiga, confidente,
compañera de aquellas tardes, mañanas y noches!
Recuerdo:
La casa grande y fresca,
los mecedores, las columnas cuadradas,
el zaguán oscuro y largo de mis primeros fantasmas,
la chicha, el bollo, el suero, el queso
y la lengua en salsa;
recuerdo mi viaje y estancia en tu cuerpo,
el calor, las lágrimas,
los besos:
Tu latir.

Vengo de tus cantos,
vengo de tus rezos,
vengo de tu llanto,
vengo de tu nombre:
Madre…



A mi mamá...
Luis C Ramírez L





Carta a mi madre ausente

Sé, madre mía donde estás, allá, tan alto,
en donde nadie puede incomodarte,
en donde nadie te hace daño,
allá tan alto, tan alto donde esta sólo lo bello
Donde está la luna, el sol y las estrellas,
allá donde está… el mismo Dios,
Pero dime madre mía… ¿qué haces?
Porque tú, quieta, nunca pudiste estar,
¿Acaso bailas algún vals
con algún ángel galán?
o tal vez limpias las estrellas
o ayudas a pintar los colores del arco iris;
Y dime, ¿ya sabes como esta creciendo
tu familia? Pero qué pregunto… si tú
Lo sabes siempre todo, me conoces
Sabes como pienso, lo que siento.
Por eso madre…
ven e inclina tu oído
quisiera decirte algo,
Perdóname…
Sí, quisiera pedirte perdón,
perdón, por no abrazarte lo suficiente
Cuando te tuve cerca,
Por no decirte que te amaba
Cuando te acongojabas,
Por no limpiar tus lágrimas
Cuando por mí llorabas
Y…
Perdón por mi egoísmo,
Madre mía
Porque aún sabiendo que estas con Dios,
Quisiera que estés conmigo.
Te ama por siempre;

Atte.
Tu hija
Maribel Renella
Proverbios

 31:29"Mujeres buenas

 hay muchas, pero tú

 eres la mejor de
 
toda...

2 comentarios:

  1. es muy hermoso lo que han hecho Dios los bendiga y siempre esten con esto mas cerca de Él

    ResponderEliminar
  2. Es muy lindo lo que escribiste.... Pere tu mama es EVITA?????(Cindy, sos la hija mayor de EVITA????)

    ResponderEliminar