Digital clock - DWR

Buscar este blog

miércoles, 4 de mayo de 2011

EL PENSAMIENTO Y LA FE.



El éxito empieza en el pensamiento y termina al crear otras personas de éxito. ¿Cómo pienso yo? Así como algunas personas aprenden a hablar o a caminar, necesitamos aprender a pensar. 
Pues el pensamiento es la fuente de todo lo que sucede en la vida. En la medida en que mis pensamientos son llenos de optimismo, fe, autoconfianza y éxito, en esta misma proporción puedo tener éxito en mis acciones. Las acciones son como libros que primero nacen en la mente, para después trasladarse al mundo de las palabras y de los objetos. Al seguir teniendo éxito, empiezo a inspirar a los demás a también ser exitosos, a creer en lo que hacen y transformar la greda que la vida les da en una bella obra.
Desarrollo y cultive la fé en usted mismo, acreciente su fé interna, usted es mejor y mucho más capaz de lo que se cree o imagina Indudablemente usted sabe más 
y puede hacer mas de lo que los demás piensan.



 Demuéstrese a sí mismo que SÍ puede, esfuércese sólo un poco más, saque a relucir esas grandes capacidades que usted sabe que posee. 
Asombre a los demás, mejore su vida, usted sabe que puede si se lo propone verdaderamente, ¡hágalo!


Los instantes perdidos son irrecuperables.
La vida puede ser vivida, o transformarse en un simulacro. Puede ser serena, puede ser competitiva. Puede ser alegre, puede ser triste, pero siempre es irrecuperable. Rabindranath Tagore, poeta indio, decía: "Si de noche lloras porque se ha ido el sol, tampoco podrás ver las estrellas".


El ser humano, eternamente insatisfecho, padece cuando no tiene nada y también padece cuando tiene demasiado. No quiere conservar sus bienes para disfrutarlos, sino mantenerlos para acrecentarlos.
Si alguien es demasiado amado, se siente atosigado. Si nadie lo ama, se siente desgraciado. Cuando está con una persona añora otra presencia. Cuando está en alguna parte, quisiera estar en otra.


Tantas veces el valor lo obtiene lo que se ha perdido. Tantas veces lo largamente anhelado aburre y desespera. ¿Hasta cuándo? ¿Hasta cuándo dejaremos escapar lo que tenemos buscando lo que tampoco disfrutaremos? ¿Y hasta cuándo seguiremos pensando que es tarde, que ya no hay oportunidad?


Vivamos el momento, disfrutemos lo que tenemos y nunca, pero nunca, olvidemos que el único tiempo que podemos perder es el que todavía no ha llegado. El resto es pasado.



1 Pedro 1:6-9

"Esto es para ustedes motivo de gran alegría, a

 pesar de que hasta ahora han tenido que sufrir

 diversas pruebas por un tiempo. El oro, aunque

 perecedero, se acrisola al fuego. Así también la
 
fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al

 ser acrisolada por las pruebas demostrará que

 es digna de aprobación, gloria y honor cuando 

Jesucristo se revele. Ustedes lo aman a pesar de

 no haberlo visto; y aunque no lo ven ahora,

 creen en él y se alegran con un gozo 

indescriptible y glorioso, pues están obteniendo


 la meta de su fe, que es su salvación".


Cree siempre en ti y en tus capacidades.

Cree siempre en Dios,en su gran amor y bondad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares