Digital clock - DWR

Buscar este blog

domingo, 23 de enero de 2011

REFLEXIÓN RELACIONADA CON DIOS Y LAS PERTENENCIAS.



TUS PERTENENCIAS
Un hombre murió


 intempestivamente…

Al darse cuenta, vio que se acercaba


consigo…

Y le dijo:

-Bien hijo mío, es hora de irnos…


el hombre asombrado le pregunto a



 Dios

- Ya… tan pronto tenía muchos planes…


- Lo siento hijo… pero es el

momento de partir.

- Que traes en esa maleta?


- Tus pertenencias…


- Mis pertenencias?


Son mis cosas, mis ropas, mi



 dinero?

- Lo siento hijo, las cosas materiales que tenías, nunca te pertenecieron.

..Eran de la tierra.


- Traes mis recuerdos?


- Lo siento hijo, esos ya no viven


 contigo, nunca te pertenecieron.

..Eran del tiempo.


- Traes mis talentos?


- Lo siento hijo, pero esos nunca te


 pertenecieron…

- Eran de las circunstancias.


- Traes a mis amigos, a mis



 familiares?
- Lo siento hijo, pero ellos nunca te 


pertenecieron…

- Eran del camino.


- Traes a mi mujer y a mis hijos?


- Lo siento hijo, Ellos nunca te 


pertenecieron…

- Eran de tu corazón.


- Traes mi cuerpo?


- Lo siento hijo, Ese nunca te


 perteneció.

- Ese era del polvo.


- Entonces traes mi alma?


- Lo siento hijo, pero ella nunca te


 perteneció.

Entonces el hombre lleno de miedo 


arrebato a Dios la maleta y al abrirla


 … Se dio cuenta que estaba vacía..



Con una lagrima de desamparo 


brotando de sus ojos, el hombre le 


dijo a Dios.

- Nunca tuve nada?



- Si… hijo mío.. cada uno de los momentos que viviste fueron solo tuyos… tus actos…


2 Pedro 1:3-9

"Como todas las cosas que pertenecen a

 la vida y a la piedad nos han sido dadas

 por su divino poder, mediante el

 conocimiento de aquel que nos llamó por

 su gloria y excelencia, por medio de las

 cuales nos ha dado preciosas y 

grandísimas promesas, para que por ellas

 llegaseis a ser participantes de la

 naturaleza divina, habiendo huido de la

 corrupción que hay en el mundo a causa

 de la concupiscencia; vosotros también,

 poniendo toda diligencia por esto mismo,

 añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, 

conocimiento; al conocimiento, 

dominiopropio; al dominio propio, 

paciencia; a la paciencia, piedad; a la 

piedad, afecto fraternal; y al afecto 

fraternal, amor. Porque si estas cosas 

están en vosotros, y abundan, no os 

dejarán estar ociosos ni sin fruto en 

cuanto al conocimiento de nuestro Señor 

Jesúcristo Pero el que no tiene estas 

cosas tiene la vista muy corta; es ciego, 

habiendo olvidado la purificación de sus 

antiguos pecados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares