Buscar este blog

Cargando...

jueves, 6 de mayo de 2010

"POEMAS DÍA DE LA MADRE"


Gracias mil, querido Dios
doy a ti con regocijo
al clamar cual digno hijo
"¡Cual mamá no existen dos!"

Ella es santa de alma pura
que me quiere con ternura
y no hay amor mas grande que el ella me da.

Mi sendero alumbra ella
con la luz que da la estrella
de su noble corazón...

Ella es buena... Yo la quiero
por lo tanto que me mima
y a mí nadie me ama así
ni me da su amor entero...

Por eso te pido que la cuides te todo mal
porque sin ella moriría.

Porque soy, Jesús, buena niña,
como premio a su cariño
y perenne devoción,
por ser ella mi tesoro,
con sentido amor te imploro
que le des tu bendición.



Colaboración de Jassibe Díaz Ruiz
México




Dia De Las Madres - Mensajes y Imágenes!




Mamá



Estaba oscuro...
Solo el rayo de la luz de tus ojos.
Me enseñaste a respirar
y tus entrañas acariciaban mi frágil cuerpo.
Soñaba con colores
y te imaginaba hermosa,
fueron nueve meses en un mundo rosa.
Crecí de a poco con tu calor
me alimentaba con tus caricias
y frases de amor.
El momento llegaba
iba a conocerte,
estaba muy protegida
con miedo de perderte...
Se hizo la luz
una mañana de febrero,
mamá ahí estabas tú
tan maravillosa y tan dulce
como te había imaginado.
Aprendí con el correr del tiempo
y en mis andanzas peligrosas
de cada uno de tus consejos
valorados en cada acto
de mis diecinueve años,
y soñando cada vez
que me encuentro lejos,
con tus palabras
que envuelven mis vivencias
y acobardan los miedos
de mi juventud.



Colaboración de Luciana Carelli
Argentina



Dia De Las Madres - Mensajes y Imágenes!



Cómo no quererte,
si eres la razón de mi existencia.
Cómo no quererte,
si me guías en camino justo.
Cómo no quererte,
que aprendí de tus consejos.
Cómo no quererte,
si diste toda tu vida por mi.
Como no quererte,
si tú eres la más grande para mi.
Cómo no quererte,
si de tu bella interior
me supiste cuidar y amar.
Cómo no decir,
que eres mi adoración.
Cómo no entregar,
todo amor de hija a ti.
Cómo darte las gracias,
por todas tus bendiciones.
Que DIOS te bendiga.




Colaboración de Minerva Dirksz
Holanda



Dia De Las Madres - Mensajes y Imágenes!



Dios bendice las madres,

las mas hermosas mujeres

porque en sus vidas nos alientan

los mas puros quereres.

Las que sienten el peso
de los deberes del día
y se entregan en martirios,
con su amor y simpatía.

Las que cantaron al oído

tantas canciones de cuna

y como hijo enseñaron

su viviente gran fortuna…

Dios bendice las madres
que se entregan a diario
por el dolor de los hijos
en el cotidiano Calvario…

Las que hicieron otras vidas,
en sus benditas entrañas
y nos entregaron sus almas
con un amor que no engaña...

Las que dieron al hijo,
como flor, sus consejos
y a sus hijos aun miman
hasta cuando llegan a viejos…

Dios bendice las madres,
en su santo derroche
de cariño sin tacha,
de pasión sin reproche…

Las que tienden la mano
de bondad para el acto
y renueva esperanzas con
su amor el contacto…

Las que impregnan el alma
de una fe tan intensa
que se hicieron muy dignas
con su eterna recompensa…

Dios bendice las madres,
las que santas y tiernas,
por su amor se merecen
ser queridas... madres eternas...



Colaboración de Rafael Caraballo
Puerto Rico



Dia De Las Madres - Mensajes y Imágenes!



Mamá querida
Mamá cuánta alegría por tenerte a mi lado,
usted que me supo dar
todo cariño y guiar por la vida.

Usted que dio su tiempo
para hacernos crecer
con paciencia y amor.

Mamá dejame guiarte ahora
por la senda de mi camino,
déjame mostrar mi mundo con amor y valor.

Mamá,
aunque nunca te pueda pagar
por tanto amor,
te doy mi amor completo
y te enseñaré todo lo que conocí.

Gracias mamá por estar junto a mí,
que DIOS te bendiga eternamente.


Colaboración de Minerva Dirksz
Holanda
Madre, eres la flor
que ha nacido en mi jardín
mas hermosa que un jazmín
por tu maravilloso color.

Te recuerdo con amor
porque para mi has sido,
del mundo lo mas querido
de mi vida, la mas hermosa,

La mas bella de las rosas
de mi jardín florecido
Como una bella rosa de castilla, que con sus suaves pétalos perfuman pero que su tallo hiere con sus espinas, así es el recuerdo tuyo madre mía.

Al ver tu foto me lleno de alegría, pero al recordar tu ausencia el alma me lastima.

Estoy segura que el día en que tu naciste, madre mía, el cielo se vistió de gala y fue así que anuncio tu llegada. Tan sin embargo, el día que falleciste, a mí me consta que hasta el día se puso triste. El pobre Sol no pudo mas con su dolor, detrás de nubes tuvo que esconderse y el cielo empezó a obscurecerse. Las nubes blancas de negro se vistieron y desde lo alto del cielo sus lágrimas cayeron.

Los recuerdos son muy traicioneros, nos persiguen, nos acosan, y cuando más los necesitamos, como fieles amigos se postran.

Grabada en mi memoria llevo la imagen de tu rostro, recuerdo que jamás se borra ni se olvida, ni aunque sea a tan alto costo.

Las lágrimas que mis ojos han llorado por tu ausencia, mares podrían llenar. Que pena que la vida no te pueda regresar.

Que triste es mi vida, vivir sin esperanza, pues la realidad hay que aceptarla, nos separa mas que la distancia.

Los días se me hacen largos, las noches son eternas, para mi no hay consuelo que me regrese aquella voz materna.

Por cosas del destino a tu vida llegó una crisis, un año fue lo que por tu enfermedad sufriste. Tu fin se aproximaba y tu muy decidida tu muerte pronunciabas.

Te miré tomar tu último respiro, y al besar tu frente fría, de tus labios ya no salió ni un “Dios te bendiga”.

Fuiste siempre distinta y especial y tu ultimo día en la tierra no fue excepción, ya que te fuiste el 8 de Diciembre, el Día de la Inmaculada Concepción.

Aquí en la tierra se cumplía tu jornada, que incluía dos nietos que con su última despedida mostraron cuanto te adoraban.

Un viejito solitario has dejado, a pesar de su dolor se ha resignado, que su compañera de treinta y seis años se ha marchado.

Ahora el solito se hace cargo de todos los asuntos, los mismos que si no fuera por el cruel destino, estuvieran atendiendo juntos.

Tremenda soledad me invade, al reconocer que el resto de mi vida, viviré sin ti adorada madre.

Como esa rosa de castilla, que cuando se marchita deja su semilla, así me he quedado yo, tu hija que te ama y que no te olvida.

1938 - 2001


Colaboración de Nora Suaste-Acosta
Estados Unidos
Poema para mi querida madre



Dia De Las Madres - Mensajes y Imágenes!







La armonía de la vida se concentró en tu vientre,
formando mi ser con tu inagotable amor de madre.
Nací bajo el manto de la tierna protección de tus manos,
ayudándome a levantarme de mis caídas con tus sonrisas.

Me acunas con tu melodiosa voz secando con ellas mis lágrimas
y cuando sonrío soy yo, quien seca tus lágrimas de amor.

Para ti, siempre seré única, aquella que creció en tu interior,
la criatura que alimentaste con tu sangre y tus sueños
la hija por quien te sacrificaste vendiendo tus ilusiones
a la vida, a cambio de mi felicidad.

El tiempo sembró en tu cabello hermosas canas
y las arrugas van marcando bellos senderos en tu divina cara.

Madre, que Dios bendiga la inmortalidad de tu alma,
porque yo tu mortal hija solo puedo amarte
entregándote mi corazón forjado por tu sangre.

¡Gracias por darme la vida y hacer de mi un ser especial y digna de ser tu hija!

¡Te amo madre mía!



Paisajes - Mensajes y Imágenes!



A una madre





Tú me miras, ya lo sabes
tú me miras, ya lo sé
me miras y la conexión está hecha
me miras y me siento bien.

Tú me anclas a la seguridad con tú mirada
sólo siento el hueco de tú marcha forzada.

La paz de tú mirada escaneando mi estado
tú ausencia me incomoda, pienso y me entristece.

No quiero dejar de recordarte, no puedo olvidarte.
Me gustaría en mis pensamientos tenerte presente
y que mis ojos no se entumeciesen.

Toda una vida dedicada a un esfuerzo sin recompensa,
tus hijos son tu vida, tus hijos tu alegría.

Gracias por tu esfuerzo,
gracias por convertirme en lo que soy.
Nunca podré devolverte el esfuerzo
...esfuerzo sin medida, esfuerzo sin interés.

Te querré siempre... allá donde estés.



Colaboración de Carlos
España



Angeles - Mensajes y Imágenes!



¿Donde estás mi ángel?





… ¿Dónde estás mi ángel?... grito todo el tiempo…

¿Por qué ahora?... siempre le reclamo al viento… se ha creado un inmenso vacío en mi… No le encuentro el sentido a la vida, para este grande llanto no hay medida… cuando todo es tu vida es alegría, algo te la arruina…

Era una tarde de invierno, cuando los niños jugaban, el viento soplaba hacia el horizonte, mismo que mecía las copas de los árboles, tierna y suavemente… tu que me diste la vida, y ahora te marchas así nada mas…

¿Por qué a mi Dios?... este miedo algún día de no tenerte conmigo, está presente en este corazón… estas lágrimas ya no son normales, que en cierto día, fueron de alegría…

Entregaría mi propia vida porque regresaras, ver que tus ojos no se han cerrado aun…

¡Por qué precisamente a ella!... a ti, a ti te debo todo, tu me diste la vida, tu que me llevaste nueve meses en tu vientre, que me alimentabas, me hablabas, me cantabas y arrullabas…

Que por mas de diecisiete años me has aguantado… tus desveladas esperando oír el sonido de mis pasos entrando por la puerta…

Tu que has llorado conmigo en mis tropiezos y sueños… al verte recostada, sabiendo que jamás volveré a ver en vida tu sonrisa, mas que grabada en mi recuerdo…

Tus ojos cerrados, ya no iluminaran el camino de mis luchas… te fuiste, y lo último que pasó, fue que me pelee contigo ¿Por qué me Dios?, ¿Por qué tuvo que pasar así?...

Cada lágrima derramada, aumentará el dolor de verte dentro de unos pedazos de tabla, de saber que no habrá quien me regañe más. Que cuando las pesadillas me atormenten, no podré gritar mas, esperando entres por mi cuarto, respondiendo que todo estará bien, que tu ya estas ahí…

Que ya no habrá celebración en grande por cada diez de mayo… porque tus labios no podrán agradecer todo esto que hago por ti… que al lograr mi sueños, tu no estarás en vida para ver la inmensa alegría que en mi vivirá…

Porque esta casa no será la misma sin tu presencia… saber desde dentro de mi corazón, que siempre estuviste ahí para consolarme en mis tropiezos… que desde niño y a un paso de adulto, te preocupabas por mi, porque no me enfermase… y aquí se te extraña tanto…

Que a pesar de que te fuiste a un mundo mejor, aún platico contigo… porque nadie en el mundo, me podría inspirar más confianza que tu, porque cada vez que lloro, siento tu presencia, abrazándome y platicándome al oído que estás tu ahí, y que nadie me podrá hacer daño… que contigo, conmigo, nada en este mundo es malo…

Pero aun más malo, es el saber, que esto es solo, un miedo, un miedo a que tu, madre mía, realmente un día, no te tenga conmigo… ¿Dónde estas mi Ángel?



Colaboración de Raymundo García Salgado
México

2 comentarios:

  1. Preciosos poemas,que dios bendiga siempre a estos autores que tan tiernamente,hablan de una única mujer,la madre.

    ResponderEliminar
  2. Madre palabra suabe y melodiosa
    Que como el rocio mañanero sobre la suave hierba
    Cual fresca brisa sobre el rostro que con una sonrrisa
    Muestras lo hermoso que en tu ser conllevas...1 de 7

    ResponderEliminar